Centro Pastoral Hispano - Welcome

Este video nos hace una llamada a conocer y entender el pasado; 
a ser administradores responsables del presente 
y a permitirnos soñar y tener esperanza en el futuro.

 

                                                                                                                                                               

 

 

 

 

Pat Burns, Director de Stewardship y Finanzas de San Francis of Assisis

 

La semana pasada fui a almorzar con mi sobrino, Ivan.  Él iba a cumplir nueve años y ciertamente era motivo de celebración. Celebramos con hamburguesas y papas fritas. Incluso le ofrecí comprarle un helado para postre porque yo soy el tío más divertivo. Su reacción me sorprendió. “Tu realmente no tienes que hacer esto tío,” dijo.  Le aseguré que estaba bien y que realmente quería hacer esto por él.  Completamos nuestro almuerzo con una porción grande de helado con pedazos de Butterfinger.

 

Pienso que han habido momentos en mi vida en los que yo también le he respondido a Dios de una manera similar.  Él me ha dado tantos regalos y tantas bendiciones.  Se me viene a la mente, el verdadero don de Su hijo, dado libremente y sin vacilación, como un regalo que me fue dado y que no fue garantizado, ni ganado de ninguna manera.  Mi esposa, mi familia, mis amigos y mi familia parroquial también me vienen a la mente rápidamente como regalos que he recibido sin mérito propio. Pienso que es una de las verdaderas bendiciones de un regalo dado libremente, es aquel dado por sólo el amor por mí.  Cuando estamos contando nuestras bendiciones en gratitud, nuestra reacción a Dios es una de “De verdad que usted realmente no necesita hacer eso,” o ¿Qué fue lo hice para merecerlo?  Esta reacción nos puede llegar en el sentido de que nunca podremos pagar estos regalos, pero aquí están.  Creo que ésta es una de las bendiciones de Stewardship como forma de vida. Llegamos a experimentar, en una pequeña forma, la alegría de dar libremente un regalo. Ya sea servir una cena en el Lord’s Diner o rezar por alguien que ha fallecido como parte del Ministerio de Tobit. El Stewardship es esa respuesta agradecida en donde  damos y sin embargo somos los que recibimos.  Se siente bien servir, dar, ser generoso. Nuestra renovación anual de Stewardship es un tiempo para celebrar nuestros regalos como parroquia y reafirmar a Dios por todos los regalos que Él nos ha dado.

 

Así como una madre o un padre (o en mi caso un tío) da gratuitamente a un niño, nuestro Padre Celestial nos da libremente. Estos regalos contínuamente llegan a nosotros todos los días de muchas maneras. Reconocer que Dios nos ha regalado muchos dones y que Él nos da generosamente hace que el regalo sea aún más apreciado como también llena al que da con mucha alegría.

 

La actitud de gratitud que mi sobrino Ivan me mostró en el almuerzo me hizo sentir muy orgulloso. El helado era dulce y los pedazos de Butterfinger eran un bono añadido. El verdadero don era el regalo de ese momento juntos y la apreciación de que somos amados.  ¡Eso fue la parte más dulce!

 

 

 

 

Centro Pastoral Hispano

La Oficina del Ministerio Hispano, localizada en la 437 N. Topeka St., abre sus puertas a todos los que necesiten su ayuda de 9 a.m. a 5 p.m. Nuestro número de teléfono es (316) 269-3919.

Nuestra Misión:

Recibir y ayudar a la comunidad Católica Hispana en su transición a una afiliación activa, y participación en la Iglesia Católica en la Diócesis de Wichita.

_____________________________________________________________________________________

The Office of Hispanic Ministry, located at 437 N. Topeka St., Wichita, opens its doors to anyone in need from 9 a.m. to 5 p.m. Monday through Thursday and 9 a.m. to 12 p.m. on Friday. Our telephone number is (316) 269-3919.

Our Mission:

To welcome and help Hispanic Catholics transition into active membership and participation in the parishes of the diocese.




Protección de la Juventud
Por Tu Matrimonio
COMPARTIR: La Respuesta Agradecida de un Discípulo Cristiano, 2009